Ultimas entradas

Gobernantes y empresarios son de lo peor; pero, ¿cómo los destruimos?

Sí, lo sé: gobernantes y empresarios son de lo peor; pero, ¿cómo los destruimos y creamos algo nuevo?

1. Si, no me digas más porque me pones de mal humor. De todos mis amigos, por todos lados escucho condenas y mentadas de madre contra el gobierno y los empresarios mexicanos; está bien, pero te repito que lo siento como un desahogo y hasta lloriqueos por impotencia. El colmo de la ignorancia es pensar que la burguesía no va a defender su gobierno y su poder usando todo lo que está en sus manos: al ejército, a la policía, las cárceles, las mentiras de la televisión y los billones de pesos que tiene a su servicio.

2. Mis amigos repiten a diario que los gobiernos usan funcionarios corruptos en su gabinete; que éstos sólo llegan a los cargos para hacer negocios y enriquecerse; que los papás alcanzan 40 años brincando de un cargo a otro y ahora siguen los hijos; que no tienen “llenadera” para que al salir de los cargos sean millonarios; que son represores, que encarcelan y asesinan a la oposición real; que compran a todos los partidos y a la llamada oposición; que hacen negocios con el gobierno de los EEUU; en fin, que son funestos para el pueblo.

3. Pero lo importante no es estar repitiendo como disco rayado lo que el pueblo sabe: que es una minoría de ricos que explota y oprime al pueblo, es decir, una minoría de familias con inversiones en bancos, industrias, comercios, que somete al 80 por ciento de la población. Lo que realmente es importante es construir las ideas, las propuestas, la organización que debemos darnos, para destruirlos como clase explotadora y dominante, enterrarlos y taponearlos para que no resurjan más después de 500 años que nos han aplastado.

4. ¿Cómo carajos vamos a concientizar, a convencer al pueblo de que se agrupe a luchar para aniquilar a la clase gobernante y explotadora? Ésta es sin duda la gran pregunta. A principios de la década de los sesenta, a raíz de triunfo de la revolución en Cuba, mucha gente en América, en México –sobre todo campesina- pedía armas para irse a la guerrilla para responder a la miseria y hambre permanente que sufría. Se armaron cientos de grupos guerrilleros en el continente, pero todos desaparecieron o fueron exterminados por la burguesía.

5. Obviamente quienes más intervinieron fueron los EEUU que crearon escuelas antiguerrilla y organizaron en muchos países equipos paramilitares bien armados para acabar con aquellos jóvenes rebeldes. Hace apenas unos meses que en Colombia se firmó la desaparición de la FARC que surgió en 1964. No aventuraría decir que la lucha guerrillera envejeció, pero diría que por ahora no hay muchas condiciones para ello. Sin embargo hay otras formas de lucha que están muy por encima de la electorera que hasta ahora no ha funcionado para el pueblo.

6. La forma más efectiva parece ser el movimiento de masas que de manera paralela debe crear, educar, madurar, el pensamiento de las masas del campo y la ciudad. La lucha de masas trabajadores del campo y la ciudad podrían ser determinantes para echar a los gobiernos de los empresarios fuera del poder y hasta de su país con el único requisito de que se unan y superen el poder de los ricos. Incluso algunos gobiernos se cuidan a ser explotadores y represores cuando observan que los movimientos de masas van en serio para imponerse por la fuerza.

7. La vía electoral puede llevar a cambios importantes, pero por lo menos desde 1973 con el derrocamiento de Salvador Allende en Chile observamos que era casi imposible. Desde entonces ningún gobierno progresista ha podido construir ningún “socialismo”, ninguna política de justicia e igualdad porque los gobiernos y burguesías locales con el apoyo de los EEUU impiden cualquier avance por ese camino. Basta contabilizar lo que pasó en Argentina, Brasil, Paraguay, Honduras; sucede en Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua. Hasta ahora nada de lo electoral se ha mantenido bien.

8. No estaría de acuerdo con una gran organización de masas como muchas en la historia que de combativas, honestas, radicales han degenerado hasta aburguesarse y entregarse a la burguesía como esclavos. Mejor crear muchas organizaciones de masas coordinadas con direcciones horizontales y rotativas cuya fuerza obligue a cualquier gobierno a obedecer. Por ello creo que hay que trabajar en ese sentido para obligar a la burguesía a obedecer a los trabajadores y para dejar de llorar porque la burguesía se vale de todo para jodernos. (18/I/17)

Pedro Echeverría |

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 18, 2017

Gasolinazo y neoliberalismo

El año previo a las elecciones en México: gasolinazo y neoliberalismo

En su mensaje de Año Nuevo, el presidente de México, Enrique Peña Nieto confirmó la necesidad de aumentar el precio de la gasolina, argumentando que esto es indispensable para garantizar la existencia de programas sociales a fines de no empeorar la situación de los más desfavorecidos. Lo cierto es que el gasolinazo es una más de las medidas que se vienen tomando hace décadas y que profundizan la pobreza y desigualdad en ese país. Esto es evidente considerando el contexto económico, social y político en el que se generan las protestas en contra de las medidas oficiales.

El escenario socio-económico en México

En un informe reciente de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) se  sostiene que en México, el quintil (20%) de las personas con menores recursos apenas concentra 6.5 por ciento de todos los ingresos del país. En contra parte, el quintil más rico posee un 38 por ciento de los ingresos. Además, destaca que en México el salario mínimo se ha estancado por casi 20 años, siendo uno de los más bajos de América Latina. En noviembre de 2016 el salario mínimo era de 1.725 pesos al mes. En zonas urbanas, el valor de la canasta alimentaria por persona es de por lo menos 1.346 pesos. A eso se suman gastos de la canasta no alimentaria que incluye gastos de transporte, vivienda, cuidados personales, salud, educación, recreación y vestido, que se calcula 1.361 pesos al mes por persona. Así, para que un trabajador/a supere el umbral de pobreza debería ganar lo suficiente para cubrir todas estas necesidades, es decir, ganar al menos 2.717 pesos.

Lo anterior está asociado a que los ricos son cada vez más ricos en México. Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la brecha entre ricos y pobres en México es cada vez más amplia.  En la actualidad tenernos que el 10% más rico, gana 30 veces más que el 10% más pobre. En México un multimillonario ingresa al año 2.053 veces lo que ingresa en promedio una persona situada en el 20% más pobre de la población. Esto es parte de la explicación de por qué, para el 2014, 55,3 millones de mexicanos vivían en la pobreza.

No sorprende entonces la afirmación de Peña Nieto sobre quiénes son los que consumen más gasolina: ‘‘60 millones de mexicanos, los de menores ingresos, sólo consumen 15 por ciento de la gasolina, mientras que 12 millones, 10 por ciento de la población de mayores ingresos, consumen 40 por ciento”. Lo que prefiere dejar de lado el presidente es que el gasolinazo afecta sobre todo a los pobres porque al encarecer el transporte aumenta el precio de las canastas alimentaria y no alimentaria.

¿Fracaso de la reforma energética?

Lo otro que también prefiere obviar Peña Nieto, pero que es evidente, es el vínculo del escenario actual con la reforma energética. Esta reforma, con el petróleo como epicentro, fue pautada en el marco del Pacto por México  suscrito por los tres principales partidos políticos en 2012 –Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD). El gobierno de Peña Nieto planteó en su momento que los cambios estructurales en las industrias del petróleo y telecomunicaciones producirían tasas de crecimiento positivas. Sin embargo, desde un inicio (y continuando con la estrategia de gobiernos anteriores), el objetivo encubierto fue recortar la inversión pública en la empresa estatal de petróleo, PEMEX, para preparar el terreno que justificara su privatización.

Por un lado, esto implica una clara pérdida de soberanía, al poner el petróleo a disposición de empresas transnacionales, quienes garantizarían (supuestamente) una producción de “mayor calidad y eficiencia” (tal como sostiene el credo neoliberal). En los hechos el resultado está a la vista: el Estado transformó a Pemex en una empresa importadora de petróleo, desarticulando lo avanzado en petroquímica y abandonando la inversión es ese ámbito. La importación representa más del 50% y las empresas extranjeras no han invertido (como era de esperarse) en desarrollo tecnológico en petroquímica.

Por otro lado, un dato fundamental es que PEMEX aporta al gobierno federal un tercio de sus ingresos anuales, en tanto que la renta petrolera representa el 6.8% del PIB. De modo que su privatización repercute fuertemente en las finanzas públicas, lo que antes o después llevará a recortar aún más los programas sociales, sabiendo que en los últimos dos años, el gobierno de Peña Nieto quitó más de 9.000 millones de pesos a diferentes programas administrados por la Secretaría de Desarrollo Social.

Finalmente, un dato revelador es que el ex Ministro de Hacienda, Luis Videgaray, no solo fue uno de los artífices y defensores de la reforma energética, sino que además fue el que organizó la visita de Trump a México durante su campaña a la presidencia. La actitud sumisa del gobierno frente a la impertinencia de Trump desató reacciones negativas en la población y Videgaray tuvo que renunciar a su cargo. Sin embargo, luego de que Trump es elegido presidente, Peña Nieto nombra a Videgaray nada más y nada menos que Canciller y le encarga que procure “relaciones de trabajo constructivo” con el presidente republicano, que en una ocasión elogió a Videgaray como “Ministro de Hacienda Brillante”. Parece que una consigna inamovible de Peña Nieto es cuidar celosamente la sumisión al país del Norte, sin importar las condiciones que imponga la presidencia imperial.

El impacto del gasolinazo en las calles

El gasolinazo tuvo un fuerte impacto en la sociedad. Salieron a las calles miles de personas en Ciudad de México, Nuevo León, Sinaloa, Querétaro, Aguascalientes, Jalisco, Chiapas, Michoacán, Estado de México, Puebla, Tabasco, San Luis Potosí y Zacatecas. A las quejas contra el aumento de la gasolina se sumaron consignas de “Fuera Peña Nieto”. En varias localidades, las marchas pacíficas se mezclaron con saqueos y eventos violentos que resultaron en muertos, heridos y detenidos.

Lo siniestro es que según el secretario del Partido de la Revolución Democrática en Ciudad de México, Enrique Vargas Anaya, tanto el Partido de la Revolución Institucional (PRI, actualmente en la presidencia), como el gobierno federal y el Estado de México, contrataron a grupos de pandilleros para cometer actos vandálicos y rapiña para desestimar las protestas ciudadanas por el gasolinazo. El funcionario explicó que a los grupos les pagan de 800 a 1.000 pesos con la promesa de quedarse con lo que puedan robar en los primeros 15 minutos. Lo mismo se denuncia en el caso de Puebla, donde se afirma que el gobierno pagó a saqueadores para violentar el movimiento callejero en contra del gasolinazo. De esta manera, las protestas legítimas en la calle se han desvirtuado en pos de la violencia generada por estos grupos.

Nada más y nada menos que la cúpula de la iglesia católica en México se ha pronunciado en contra de las medidas impulsadas desde el gobierno, advirtiendo que “el país está en llamas” y no solo debido al gasolinazo: “la inseguridad y la violencia que se vive en todo el país son reflejo de la corrupción, el empobrecimiento, la falta de competitividad y la carencia de oportunidades”.

El gasolinazo en año previo a elecciones presidenciales

Considerando que estamos en año previo a elecciones presidenciales, vale la pena tener en cuenta las reacciones ante el discurso y la decisión de Peña Nieto de aumentar la gasolina. Uno de los que respondió directamente al presidente fue Cuauhtemoc Cárdenas, fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y que desde 2015 es parte del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA, encabezado por Manuel López Obrador). Cárdenas afirmó: “El Presidente parece desconocer que los 4 años de su gobierno y los últimos 35 de neoliberalismo han sido de fracasos. Que los gobiernos se han desentendido de procurar el bienestar de las familias y proteger la soberanía nacional cayendo en un descrédito profundo”. Además, instó a los mexicanos a “defender la industria más importante, la soberanía de nuestro país y el bienestar común de los mexicanos”.

Desde MORENA se considera que la actual situación crítica abre un espacio para la redefinición de alianzas previas a las elecciones. Lo perciben como una oportunidad para que representantes de municipios y Estados del PRD revisen su alianza con el Partido de Acción Nacional (PAN) y en cambio busquen una alianza con las izquierdas.

El PAN estuvo en el gobierno de la mano de Felipe Calderón (2006-2012), gestión que apuntaló las medidas neoliberales. El organismo de estadísticas nacionales (INEGI) advirtió a fines de 2012 que en el sexenio de Calderón se llevó a cabo el menor crecimiento de la economía Mexicana en 24 años. La CEPAL confirmó este diagnóstico en 2012, ocasión en la que un ex director de la División de Desarrollo Económico de dicho organismo afirmaba: “México vive el agotamiento del modelo exportador aplicado desde fines de los ochenta y que cobró forma en 1994 con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte”. Es decir, la economía mexicana se vio perjudicada por el tratado de libre comercio asimétrico firmado con Estados Unidos y Canadá. Pero el economista sostenía también que otro factor que explicaba la debacle era la crisis de producción del sector petrolero, el más importante de la economía mexicana. Esta declaración deja en evidencia que la desarticulación de PEMEX, es parte de la neoliberalización que vienen llevando a cabo tanto de gobiernos del PAN (especialmente la administración de Vicente Fox), como del Partido de la Revolución Institucional (PRI), destacando el sexenio de Salinas de Gortari.

Pero el sexenio de Calderón se destacó además por la implementación del programa de “lucha contra el narcotráfico” en conjunto con Estados Unidos, la Iniciativa Mérida. La guerra contra el narcotráfico tuvo como contraparte el saldo de 60 mil muertos y 150 mil desplazados. Hasta su último día en el gobierno, Calderón “continuó haciendo caso omiso de los indicios fehacientes de violaciones a derechos humanos generalizadas, como detenciones arbitrarias, tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, cometidas por fuerzas policiales y de seguridad”. De hecho, en noviembre de 2011, fue acusado ante la Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad que dejaron a México en situación de crisis humanitaria. A pesar de esto, la esposa de Calderón, Margarita Zavala se presenta como legítima candidata a la presidencia por el PAN y es primera en intención de voto en las encuestas, con un 30% frente al candidato de MORENA, López Obrador.

Ante este escenario, algunas voces sugieren que debería apostarse por una unión de las izquierdas, liderada por MORENA y el PRD, sumando a agrupaciones de izquierda que estén por fuera de los partidos políticos pero que coincidan en la importancia de una unidad, así como de agrupaciones sindicales y organizaciones agrarias y populares. Por el momento, tal como está el panorama, a menos que haya una unidad, el PAN es el que tiene mayores posibilidades de ganar. Si este proceso de un bloque único de la izquierda progresa, un sector creciente del PRD se unirá a ésta y no al PAN, aumentando la posibilidad de que éste último pierda influencia.

Un dato más que ayuda a comprender este “pedido de unidad” es que el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el Congreso Nacional Indígena (CNI), acordaron en participar de forma independiente en las elecciones presidenciales de 2018, previa realización de consulta para postular a una mujer indígena como candidata. La noticia generó inmediatamente reacciones en MORENA, debido a que en las elecciones presidenciales de 2006 y el 2012 el movimiento zapatista llamó a no votar por Manuel López Obrador, de modo que la candidatura independiente podría ser un factor de competencia, o llevaría a dividir el voto en la izquierda.

En los hechos, la izquierda institucional, en particular el PRD, carece de credibilidad justamente debido a alianzas con partidos de derecha y conservadores que han implementado sin tregua las reformas neoliberales. Hasta ahora, el zapatismo nunca se había presentado de modo independiente a elecciones. MORENA obtuvo relativamente buenos resultados en los comicios de junio de 2016, cuando se eligieron representantes para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México y gobernadores. Pero también en esas elecciones se hizo evidente que el gran ganador es el abstencionismo. El año electoral puede ser una oportunidad para que la izquierda agrupada en partidos políticos logre primero, ganar el interés y la confianza de la gente en la democracia, para lo cual precisará, entre otras cosas, de un proyecto serio que muestre con claridad los pasos a seguir para un cambio de rumbo real a favor de las mayorías.

[1] http://regeneracion.mx/cepal-20-anos-lleva-estancado-el-salario-en-mexico/

[2] http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/11/25/1130448

[3] http://www.dineroenimagen.com/2016-04-27/72143

[4] http://expansion.mx/economia/2015/09/30/los-ricos-de-mexico-ganan-2053-veces-mas-que-los-pobres

[5] http://www.celag.org/informe-desafios-estructurales-y-coyunturales-de-mexico-en-el-2016-por-aranzazu-tirado-sanchez-y-silvina-romano/

[6] http://www.jornada.unam.mx/2017/01/06/politica/003n1pol

[7] http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/la-reforma-energetica-fracaso-y-ahora.html

[8] http://www.celag.org/mexico-cronica-de-una-privatizacion-encubierta/

[9] http://www.proceso.com.mx/469632/pena-nieto-recorto-programas-sociales-del-gasolinazo

[10] http://www.milenio.com/negocios/Reforma-energetica-paso-Mexico-Videgaray_0_206979689.html

[11] http://www.milenio.com/politica/donald_trump-negociador_y_amable-luis_videgaray-sre-transicion_gobierno_eu-milenio_0_882511761.html

[12] http://regeneracion.mx/pri-edomex-y-gobierno-federal-tambien-habrian-contratado-a-saqueadores/

[13] http://regeneracion.mx/gobierno-de-puebla-habria-pagado-hasta-mil-pesos-por-hacer-saqueos/

[14] http://internacional.elpais.com/internacional/2016/10/17/mexico/1476727610_395521.html

[15] http://regeneracion.mx/cuauhtemoc-cardenas-pide-defender-industria-energetica-de-mexico/

[16] http://www.debate.com.mx/mexico/Cuauhtemoc-Cardenas-le-responde-a-Pena-Nieto-20170109-0018.html

[17] http://www.jornada.unam.mx/2012/11/17/economia/026n1eco

[18] http://elfracasoneoliberalenmexico.blogspot.com.es/2013/05/sexenio-de-felipe-calderon-con-el-peor.html

[19] http://elfracasoneoliberalenmexico.blogspot.com.es/2013/05/sexenio-de-felipe-calderon-con-el-peor.html

[20] http://www.proceso.com.mx/342781/con-calderon-violaciones-de-todo-tipo-a-derechos-humanos-ai

[21] http://www.noticias24.com/internacionales/noticia/11978/presentan-en-la-haya-demanda-contra-calderon-por-crimenes-de-lesa-humanidad/

[22] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2016/11/7/encuesta-zavala-encabeza-las-preferencias

[23] http://www.jornada.unam.mx/2017/01/08/opinion/016a1pol

[24] http://www.jornada.unam.mx/2016/10/15/politica/003n1pol

[25] http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/10/15/1122600

[26] http://www.celag.org/decadencia-del-pri-y-ascenso-del-pan-cambios-para-que-nada-cambie-por-camila-vollenweider-mariela-pinza-y-silvina-romano/

Silvina M. Romano / CELAG |

celageopolitica@gmail.com

@silvinamceleste

Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 16, 2017

Mantener al pueblo trabajador embrutecido

¿Es la ideología la que hace que el pueblo luche por sus derechos o se comporte como cobarde?

1. Mantener al pueblo trabajador embrutecido es el gran objetivo de los grandes empresarios, de los gobiernos, del clero y toda la clase dominante. El pueblo para ellos, como los esclavos de hace dos mil años y los siervos de hace un milenio, solamente debe producir riquezas y trabajar la mayor cantidad de horas, para crear los productos y mercancías que necesitan para consumir o vender con el objetivo de tener más propiedades, fuerza y poder de dominación. Sin el trabajo del pueblo no tendrían nada que comer o acumular los esclavistas, señores feudales o capitalistas; se morirían de hambre porque nunca han producido y cuya única ocupación ha sido siempre vivir placenteramente junto a su familia.

2. ¿Cómo un puñado de ricos han dominado durante 20 o más siglos a millones de pobres y miserables que obviamente tienen más fuerza?, preguntaría el filósofo Etienne de la Botiee. En primer lugar porque ellos (esa minoría) han tenido las armas, han controlado al ejército, han elaborado leyes y –sobre todo- han contado con la iglesia, la imprenta y, desde hace algunos siglos, con los medios de información. En sus primeros siglos de dominación usaron de manera descarada y brutal la fuerza de la represión y el asesinato; luego pusieron el acento en la ideología que no es otra cosa que el conjunto de ideas que la Iglesia y los medios de información introducen en la cabeza del pueblo para que piense como la burguesía.

3. Así durante cientos de años –podríamos pensar en 700 años- la burguesía y la religión nos han impuesto o decretado su “verdad”, la “verdad única” que deshecha cualquier otro pensamiento que pudiera ser crítico, reflexivo y conflictivo: ¿cómo contradecir la gran verdad tradicional que los seres humanos nacen de un hombre y una mujer que deben forman una familia, que el niño debe tener una iglesia, una creencia, debe ir a la escuela, luego trabajar, enamorar, casarse y luego tener hijos? Así como que el niño debe tener disciplina, no rebelarse, ser muy respetuoso con sus padres y mayores, con la iglesia, los maestros y el patrón. La “verdad” difundida es siempre portarse bien, alejarse de los “malos ejemplos y compañías”.

4. En el siglo XX ya nadie escapa del cine, la radio, la televisión, los periódicos, las revistas, que en el 99 por ciento de los casos están construidos por una ideología, por “la verdad única” que no es otra que la del capitalismo, cuyo motivo fundamental es la acumulación de riquezas en pocas manos. Con esa “verdad” impuesta por el poder (escribió Nietzche), se ha creado una sola forma de vida en la que domina la propiedad, la competencia, el individualismo, el egoísmo, los méritos, la confrontación con los demás humanos, la ley del más fuerte, el dominio de los más poderosos. Son una serie de valores que parecen, los han hecho “naturales”, para oponerse a la colectividad, la solidaridad, al servicio, la justicia, la libertad.

5. Con esa ideología impuesta siglo tras siglo, se ha creado un pensamiento y un espíritu de sumisión. “Tú hijo no te metas en nada, no defiendas a nadie, preocúpate sólo por ti y respeta lo que digan tus mayores”. ¿Cómo entonces pueden formarse seres solidarios, seres cuestionadores y críticos si desde que nacen los niños, luego en la iglesia y la escuela los enseñan a obedecer reglas y a comportarse disciplinadamente y, en cierta manera, cobardemente, frente a la explotación, el saqueo, la agresión? Si no combatimos y rompemos esa violencia represiva y asesina de arriba que se ejerce a través de la ideología y sus medios dejaremos de atacar de frente la peor y maldita violencia de las clases dominantes.

Pedro Echeverría |

Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 15, 2017

Los serviles borregos de Ixtlan Del Rio

De verdad que es un asco ver que estos serviles idiotas, usen el nombre de todo una ciudad, pueblo o comunidad para expresar su estupidez en nombre de el resto de  los que si tenemos dignidad.


Solo espero que dentro de esta bola de borregos no se encuentre ninguno de los que yo llamo familiar,

Siempre he sido un fiel creyente  de que todos tenemos el derecho y la libertad de expresar nuestra opinión por muy absurdas que estas puedan ser, pero, al mismo tiempo me indigna que ese derecho sea tomado embarrando a los demás, este es el caso de estos tres tristes borregos, que en nombre de todos los de mi pueblo y del mio propio, tengan la osadía de salir a las calles a expresas que apoyamos a la bestia que se encuentra habitando hoy en los pinos, cuando la gran mayoría lo queremos expulsar.

Esto es tan solo un pequeño ejemplo de lo mal que de la cabeza se esta, no solo por apoyar al presidente mas idiota del mundo pero, hacerlo en nombre de toda la comunidad.

Borregos tenían que ser, y, estos creo que están peor que los que se venden por una torta, por lo que entiendo a estos ni eso les dieron.

Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 15, 2017

Si no paralizamos la ciudad, seguiremos jodidos

Gasolinazo en México

Hagamos marchas sábado, domingo, lunes, pero si no paralizamos la ciudad, seguiremos jodidos

1. La burguesía mexicana ha conservado el poder, “contra viento y marea”, por 100 años. Dice poseer: “la primera revolución del siglo veinte, la Constitución más avanzada, las leyes del trabajo más justas, así como un cardenismo “profundamente transformador”. Una poderosa experiencia que le ha permitido gobernar un siglo sin sobresaltos. Como bien se ha dicho: ha sido una “dictadura perfecta”, tan perfecta que le llaman democracia porque cada seis años cambian de cargo y de cara los personajes que gobiernan, aunque sigan aplicando el mismo programa en beneficio de los grandes empresarios y políticos y, al mismo tiempo contra los intereses del más del 80 por ciento de los mexicanos, hoy 125 millones. ¿Qué pasa?

2. Las marchas suelen ser –como las cientos de miles que hemos realizado a través de las décadas- un simple paseíto, un desahogo, un distractor; han sido magníficas cuando son fuertes, se adueñan de edificios y obligan a resolver los problemas por los que se lucha con justicia; cuando son sólo para gritar, son muchas veces –o siempre- objeto de burla de la clase dominante. Ocupar un edificio y exigir soluciones no es violencia; violencia es explotar el trabajo, maltratar, no pagar salarios justos, negar diálogo, acusar o encarcelar a los dirigentes que agitan los problemas. La violencia nunca es defenderse desde abajo; la violencia la ejercen siempre los de arriba que buscan explotar y controlar más.

3. El Paseo de Reforma, la ruta chivatito/Los Pinos, el Hemiciclo a Juárez o el Zócalo, los hemos recorrido mil un veces, pero nunca el gobierno nos ha dado soluciones. Incluso cuando realizamos en 2006 el plantón en el Zócalo, avenida Madero, Juárez y Reforma en 2006 exigiendo recuento de votos y democracia, no logramos la solución de las demandas. Eso quiere decir que hay que bloquear por lo menos tres días todas las carreteras, los centros de producción, los aeropuertos, para que nos hagan caso. ¿No es triste, vergonzoso y condenable acaso que el 80 por ciento de los mexicanos vivan en la pobreza, la miseria y el hambre y que los gobiernos y empresarios sigan acumulando cuantiosas riquezas?

4. Para las Constituciones y leyes hechas por la burguesía como la mexicana, explotar, acumular riquezas y propiedades en unas cuantas familias es absolutamente legal y lícito; por el contrario, si un miserable se roba un pan, una cartera o asalta, entonces debe aplicársele “todo el peso de la ley”. Esa es un Constitución violenta que llama a la violencia. ¿No es violencia gubernamental acaso disfrazar de policías a militares entrenados en los EEUU para bloquear calles, así como colocar cámaras de vigilancia en toda la ciudad y mantener a decenas de miles de uniformados como si fuera un Estado de sitio? ¿No es acaso violencia mantener en la cárcel a miles de mexicanos con acusaciones sin pruebas?

5. El gobierno mexicano sigue fabricando leyes para intimidar al pueblo que está aprendiendo a luchar por sus derechos. Busca acabar con las protestas y manifestaciones para ampliar las libertades de los gobiernos y empresarios opresores. Por ello los luchadores sociales debemos idear y crear otras estrategias para unirnos, organizarnos y luchar. ¿Regresarán los tiempos de los sesenta y setenta, la militancia secreta, la guerrilla urbana y rural que desaparecieron porque los gobiernos compraron con elecciones, cargos y subsidios millonarios a los partidos? O ¿aprenderán esas clases poderosas a no ser tan brutales y asesinas?

6. Tengo la convicción que en México –por eso del presidencialismo, el corporativismo y la dictadura blanda- siempre ha sido difícil unificarse con un solo objetivo. Donde muchos vemos dictadura otros ven apertura; donde vemos enemigos principales y secundarios, otros ven simples competidores o rivales electorales. Recuerdo al funesto Lombardo Toledano y sus seguidores que desde posiciones socialdemócratas siempre defendió al gobierno en turno y combatió contra los movimientos sociales por “hacerle el juego al imperialismo”. Hoy el PRI, PAN, PRD y otros, al combatir las luchas sociales radicales –como hoy los antigasolinazos- son los seguidores de aquel personaje. (13/I/17)

Pedro Echeverría |

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 14, 2017

Mensaje solidario a todas las organizaciones y activistas populares

Por un mundo mejor

 

En vista de la situación actual que estamos viviendo a nivel latinoamericana y el mundo, y a sabiendas que el enemigo cuenta con un aparato muy fuerte de represión así como de medios de desinformación muy fuertes, los responsables de los web s NarcoGobierno. com y  MIs-Debates.com hemos decidido aportar nuestro granito de arena a favor de las cusas de nuestra gente.
Asi que hemos decidido brindar estas redes al servicio de nuestra comunidad.

Si eres un activista y quieres que te ayudemos a difundir eventos, tales como marchas, protestas, etc. dánoslo a saber mediante un correo electrónico, o bien en un mensaje privado la hora y día de dicho acontecimiento y nosotros con mucho gusto lo divulgaremos.

Si es que tienes alguna imagen en la que expresas este pedido hazla llegar a nosotros, también si es que las personas que pudieran estar interesadas en asistir a este evento pero quisieran mas información puedes darnos el enlace del lugar a las que te gustaría se dirigieran, esto puede ser a algún otro web, cuenta en facebook, twitter etc.

Unidos podemos, divididos nos hundimos

En la union esta la fuerza

 

Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 13, 2017

Trump le quiere matar la vaca a México

La conocida fábula del “sabio y la vaca”, le viene muy bien a las posibles intenciones del magnate y ahora presidente de los EEUU; y es que este reconocido como exitoso empresario pudiera tener un gran olfato para percibir los problemas a futuro, y no es para menos dados los últimos acontecimientos en la Europa que ya no saben qué hacer con los cientos de miles de emigrantes provenientes de países que ellos mismos ayudaron a destruir.

El caso Libia es quizá uno de los más emblemáticos, demasiado evidente como se creó la matriz de opinión contra un líder gobernante que cometió el error de pensar que aliándose y financiando a sus enemigos estos lo iban a perdonar, el primer país en bombardearlo fue su aliado y principal deudor, seguido de otros que lograron sanear su enorme deuda destruyéndolo para luego tratar de apoderarse de sus riquezas naturales.
El caso de México, países centroamericanos y algunos suramericanos no es muy distinto, solo que para someter a sus pueblos no ha sido necesaria la guerra convencional, sin embargo los resultados son los mismos, la masiva migración de las personas buscando el “paraíso” de sus saqueadores se ha convertido en un verdadero problema para el país gringo “ejemplo” de felicidad y democracia, el derribo del muro de Berlín que para la “perfecta democracia” fue un icono, ahora es una gran necesidad para su supervivencia, por cierto, propuesta muy aplaudida por todo un pueblo de blancos anglosajones “demócratas” cuyo resultado fue la elección de su proponente por amplia mayoría.

Pero bueno, pudiéramos darle al electo presidente el beneficio de la duda dado que el tipo parece que en realidad es un zorro viejo en el asunto de los negocios, muy exitoso y hasta el momento nadie ha dicho lo contrario, si es como dicen un gran negociador no podemos hablar a priori de estupideces y menos de locura o ignorancia, se me ocurre por su habitual sarcasmo que el hombre al igual que el sabio de la fábula lo que quiere es ayudar a México para que solucione sus propios problemas, en este caso específico la vaca les proporciona a través de las migajas y remesas que solucionan a unos pero esclavizan a otros; para los que ya leyeron la fábula saben a lo que me refiero y los que no pues ¡léanla!, les aseguro que es muy ilustrativa.

En cuanto a mi país, también le sale fábula, solo que le podemos agregar a lo anterior que nuestra principal vaca es el rentismo petrolero, lo sabemos todos, pero también tenemos que saber que para matar esa vaca es necesario que incentivemos a quien nos va a procurar los alimentos, con el actual modelo de explotación de productores agrícolas y campesinos corremos el riesgo de quedarnos sin el “chivo y sin el mecate”, ese es el objetivo de nuestra propuesta 1º. Una Ley de Protección al Campesino y Productores Agrícolas que permita a los actores productivos obtener una Ganancia Justa por su trabajo 2º. La creación de una Red Nacional por Rubro (RNR) que ataque de frente al terrible burocratismo del cual siempre nos hablaba el Comandante Hugo Chávez, 3º. La creación de un Software cuyas aplicaciones controlen las ganancias, movilización y comercialización con las cuales podemos controlar las especulaciones, sobreprecios, bachaqueos, y otros males actuales. 4º. La implementación del Precio de Referencia Nacional que nos permita enfrentar y transitar del viejo modelo especulador salvaje capitalista con el nuevo modelo revolucionario, Comunal, Popular y Socialista de distribución, Comercialización y Producción representado en los CLAP y 5º. Iniciar una nueva Reforma Agraria Revolucionaria, Socialista, Comunal que nos permita la transición de la Gran Misión Vivienda Venezuela hacia la Gran Misión Vivienda Productiva.

Finalmente y volviendo al tema de Trump, cualquiera que sea la motivación contra México estoy completamente seguro que será en beneficio de este país y demás cuyos ciudadanos migran en busca de un supuesto paraíso arriesgando sus vidas y lo que encuentran son humillaciones, discriminación y migajas por hacer los trabajos que los anglosajones no quieren hacer, la ventaja la tienen nuestros compatriotas mejicanos que tienen un gran país y que agudizándoles estas contradicciones pudieran matar de una buena vez la vaca.

Gonzalo Ochoa Díaz |

Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 12, 2017

Crónica de una privatización encubierta

En México inicia un 2017 que muchos desean que acabe ya. Con las doce campanadas de año nuevo –o tal vez, viejo- entraba en vigor el mayor aumento, en el precio de los combustibles en casi dos décadas.

El nuevo ‘gasolinazo’ que fuera previamente anunciado un par de días después de Navidad, ha generado una oleada de indignación popular que en la primera semana de protestas, movilizaciones, toma de estaciones de servicio, paro de transportes y saqueos, dejó un saldo de al menos seis muertos, 15 heridos y más de 1.500 detenidos.

Numerosos economistas coinciden en que se trata de un duro golpe al bolsillo de los mexicanos. Y es que el efecto multiplicador de la gasolina se replicará en un aumento de la inflación previsto en 3% y que inevitablemente encarecerá el costo de vida de todos, utilicen vehículos o no.

¿Cuáles son los nuevos precios por litro de los carburantes?

· La gasolina Magna pasó de 13,98 a 15,99 pesos (US$0,77), lo que representa una subida del 14,2%.

· La Premium pasó de 14,81 a 17,79 pesos (US$0,85). Ésta es el tipo de gasolina que sufre un mayor incremento, alcanzando el 20,1%.

· Por último, el Diesel incrementó su precio pasando de 14,45 a 17,05 pesos (US$0,82), lo que representa un incremento del 16,5%.

Si echamos la cuenta atrás, nos encontramos con que no es la primera vez que el gobierno de México aumenta el precio de la gasolina.

Sólo durante el tercer trimestre de 2016 hubo tres incrementos consecutivos que junto a los otros, aplicados desde que Enrique Peña Nieto llegó al poder en diciembre de 2012, representan un alza acumulada del 48%.

Siempre puede ser peor

“Pasaremos de un entorno en donde teníamos una sola gasolina, un solo precio y un solo proveedor, a un esquema donde tengamos más libertad, más posibilidades de escoger y donde los precios vayan reaccionando en función de cómo se vayan ajustando los costos, insisto, como cualquier otro precio de la economía”, José Antonio Meade, Secretario de Hacienda de México.

El nuevo esquema de venta de gasolina no fue pensado de la noche a la mañana. En realidad, éste se enmarca en un plan de liberalización de los precios con el que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto pretende que para enero de 2018, los combustibles se comercialicen a precio de mercado a lo largo y ancho del país. Esto se traduce en que los precios finales de los carburantes reflejarán al menos cinco variables: el precio internacional del petróleo, los gastos de transporte y almacenamiento, así como el coste por refinación, el margen comercial de cada compañía, los impuestos (IVA, IEPS) y el tipo de cambio entre el peso y el dólar estadounidense.

De esto se desprenden dos consecuencias inmediatas. Como no habrá un precio único fijado por el gobierno, los números cambiarán diariamente. Tampoco habrá estaciones de gasolina exclusivamente de la industria nacional, por lo que nuevas compañías privadas extranjeras también estarán en condiciones de suministrar el hidrocarburo. No olvidemos que estamos hablando de un país en donde la venta de gasolina genera ganancias superiores a los US$65.000 millones anuales.

La falsa ilusión de la Reforma Energética

El 4 de enero de 2015, el presidente Enrique Peña Nieto aseguraba que gracias a la Reforma Energética no habría más gasolinazos. Hoy sabemos que aquel anuncio no es más que una promesa rota de la cual se puede desmenuzar un trasfondo incluso más oscuro.

En términos generales, la política energética impulsada durante décadas por los distintos gobiernos de México han asentando las bases del viejo modelo de privatización, ese que pasa por la transferencia de las riquezas al extranjero y el desmantelamiento de la economía nacional. El manejo de la industria petrolera, que por años ha estado en el centro del debate, es el ejemplo más nítido y una de las principales razones de esta realidad.

La reforma energética promulgada en 2014 cambió las reglas del juego y abrió un negocio multimillonario. La legislación sacó adelante cambios a la constitución en sus artículos 25, 27 y 28 a fin de autorizar la participación de empresas privadas, mexicanas y extranjeras, en las actividades de exploración y explotación del 17% de los campos petroleros y la cesión de derechos al 79% de los bloques donde existen reservas en territorio mexicano. De acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía, los recursos prospectivos de hidrocarburos del país, noveno productor mundial de petróleo, son mayores a 100.000 millones de barriles. La cifra incluye los yacimientos probados y posibles de crudo en aguas someras, tierra y en mar profundo, y también contempla los mantos de gas natural y shale, que se extrae por el sistema de fractura hidráulica o fracking.

El otro pedazo de la torta corresponde al negocio de la energía eléctrica. Con la Reforma Energética el capital privado también tendría licencia para abastecer a grandes consumidores como industrias y comercios que representan más del 50% de las ventas totales de la Comisión Federal de Electricidad y que en 2013 representaron ingresos a México por US$13.000 millones.

Como vemos, el país se perfila como un proveedor estratégico de crudo y otras formas de energía a otras naciones, pero a costa de la soberanía nacional.

Privatización encubierta

El declive productivo de la empresa Petróleos Mexicanos, Pemex, ha sido utilizado como el gran propulsor de la Reforma Energética.

La principal compañía y única estatal petrolera del país tiene problemas de solvencia. Hasta 2015, tuvo pérdidas de hasta US$40.000 millones y deudas por casi US$100.000 millones. Por su parte, la escasa reinversión de ganancias en la industria nacional ha hecho desaprovechar la oportunidad de utilizar el recurso fósil como palanca para el desarrollo económico de México.

De esta crisis se explica que, bajo la excusa de sanear las cuentas, potenciar la productividad industrial de Pemex y aumentar la competitividad del sector, el gobierno de Enrique Peña Nieto oculte sus planes cada vez menos encubiertos de privatizar la industria petrolera.

Desde mediados de 2015, la estatal petrolera dio inicio a la etapa de licitaciones a partir de las cuales compañías estadounidenses y británicas en el negocio de los hidrocarburos, compiten entre sí para cosechar los beneficios derivados de contratos de producción compartida para la exploración y extracción de hidrocarburos. Según estimaciones del ejecutivo, el proceso de apertura al capital privado se traduciría en una lluvia de inversiones extranjeras que finalmente apuntalarían el desarrollo económico del país. Una estrategia que hasta la fecha no ha reportado ningún éxito en tanto el flujo de inversiones ha estado por debajo de lo anticipado por el gobierno.

Hay que tener en cuenta que Pemex proporciona el gobierno federal un tercio de sus ingresos anuales, en tanto que la renta petrolera representa el 6.8% del PIB del país. En otras palabras, la privatización de la estatal se traducirá en menos recursos para cubrir necesidades de inversión pública y, según la lógica del gobierno actual, obligarán a intensificar los ataques contra programas sociales, algo especialmente delicado en el clima de descontento popular generalizado con la gestión de EPN.

No hay que olvidar que todo este contexto se inscribe dentro de un escenario de profunda fractura social. Según aatos del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social Mexicano (CONEVAL), de los 127 millones de habitantes de México, más de 55 millones vivían en la pobreza en 2014. Además, según un estudio de ese mismo año hecho por el Banco Mundial, un tercio de la población de ese país sobrevivía ganando menos de cinco dólares diarios.

Los costes de esta operación, sin embargo, no se reservan a lo socio- económico; la pérdida de soberanía también ha puesto su tarifa política. Sin duda, un triunfo para los intereses petroleros extranjeros y sus aliados en México, que han tratado de desmantelar lo que quedaba de la industria y del país.

Crismar Lujano |

Artículo publicado en: http://www.celag.org/mexico-cronica-de-una-privatizacion-encubierta/


Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 11, 2017

¿Qué hubieran hecho ustedes?

¿Qué hubieran hecho ustedes?” o la versión mexicana de “There Is No Alternative”

Cuando un gobierno como el de Peña Nieto —que recibe las órdenes directas desde Estados Unidos— carece de argumentos sólidos para justificar sus acciones, entramos en la peligrosa fase de la represión abierta e indiscriminada contra el descontento popular y ciudadano.

Una verdadera rebelión social y popular se ha desatado desde el 1 de enero de 2017 a lo largo y ancho del territorio nacional a raíz de la decisión del régimen peñanietista de incrementar los precios de las gasolinas y del diésel en un 20%. Es de esperar que, en una primera etapa — que se extenderá hasta el mes de febrero cuando habrán de registrarse nuevos incrementos a las gasolinas según lo anunció el gobierno — en esa misma proporción aumenten los precios de la mayor parte de los productos básicos y de los servicios públicos como luz, agua y transporte. Sin embargo, ante esta emergencia social que se ha expresado en el bloqueo de carreteras, de gasolineras, del suministro energético y toma de alcaldías, marchas, movilizaciones y mítines, entre otras acciones por parte de la población, la respuesta gubernamental ha sido la justificación lisa y llana y sin argumentos de dichos incrementos y, por supuesto, la represión policial que ya ha causado incluso algunos muertos. Esta es la respuesta de un gobierno conservador, pro-imperialista y neoliberal que carece de argumentos sustentables en la realidad, confiables y legítimos, que justifiquen sus acciones y, lo que es trascendente, revela fehacientemente la total ausencia de un proyecto nacional alternativo frente a los embates del imperialismo y el neocolonialismo que, bajo la nueva presidencia que encabeza el actual mandatario electo de Estados Unidos, serán inusitadamente mucho más intensos y violentos contra la nación mexicana y, por extensión, contra los países de Nuestra América.

En un mensaje el 5 de enero en cadena nacional con motivo del Año Nuevo 2017, Peña Nieto justificó su decisión de haber decretado el “gasolinazo” que aumentó el precio de las gasolinas y, por “efecto demostración” incendió la economía nacional causando aumentos significativos en los productos básicos que son los que consume la gran mayoría de la población, situación, por cierto, muy parecida, a la que ocurre en otras latitudes mediante los tarifazos del gobierno neoliberal del empresario ultraconservador Mauricio Macri en la Argentina y los del golpista sr. Temer, en Brasil. Ante esta situación, Peña se cuestionó, como acostumbra hacerlo con una sintáctica cacofonía: “¿y ustedes que harían?”, para justificar la acción de su gobierno en el sentido de que “no hay alternativa”, como en su momento pontificó la señora Margaret Thatcher y se inmortalizó con la dramática y demagógica expresión: “There is No Alternative” (TINA) frase que la Dama de Hierro utilizó —y utilizan todos los lenguajes neoliberales cuyo universo, de pe a pa, es el capitalismo a secas— para indicar que “la economía de mercado es el único sistema que funciona en el mundo”. El mandatario pronunció, así, la Gran Mentira, como también lo hacen los más insignes personeros de su régimen.

Un día antes, el 4 de enero de 2017 seguramente por indicaciones de Donald Trump quien de este modo hizo su primer nombramiento en México, Peña eligió a su amigo Luis Videgaray —ex-ministro de Hacienda, responsable del desastre económico-financiero, del incendiario gasolinazo que sacude hasta las entrañas del país y quien, además, fraguó la visita-injerencia de Trump a México el 31 de agosto del año pasado cuando aún éste era sólo candidato—, como el nuevo Canciller el cual, como un auténtico Aprendiz de Brujo, en su “toma de posesión” declaró con sapiencia: “Yo no conozco la Secre­taría de Relaciones Exte­riores, no soy un diplomático; nunca he tenido más allá de los encargos pro­pios de la Secre­taría de Hacienda en su actividad internacionalvengo a aprender…” (Subrayados míos). En los momentos en que el país requiere una política exterior digna y contundente frente a los embates anti-mexicanos del gobierno norteamericano, la pregunta que cabe hacer inocentemente: ¿por qué elegir a alguien que confiesa abiertamente su ignorancia? Así respondería el enciclopedista francés Diderot: ¡Valiente pregunta!

Ambos acontecimientos ponen al desnudo que el gobierno en turno (como el de las dos anteriores administraciones panistas) carece completamente de un proyecto nacional alternativo que no sea, por supuesto, el neoliberal dependiente conservador gobernado desde Estados Unidos y en el que sus “autoridades mexicanas” son sólo empleados del Poder Imperial ahora comandado por el sr. Trump. Éste, por su parte, ya ha anunciado su intención de construir el muro en la frontera entre ambos países con cargo en el erario mexicano a través de la presión que va a ejercer su gobierno mediante la próxima renegociación forzada del llamado Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Obviamente la práctica de los últimos años muestra que las autoridades mexicanas esperarán sentadas en sus cómodas sillas, con diligencia y sumisión, a que los instruyan desde el exterior para que les indiquen cómo va a quedar el nuevo TLCAN, cuál va a ser el costo de la construcción del muro de la ignominia y de su operación, así como las condiciones y las formas de pago que habrá de erogar.

Lo grave de esta situación vergonzosa no lo es tanto para el régimen priista y sus personeros que perciben multimillonarias dietas (así les llaman) y hacen su trabajo de gazapo a favor del imperio, sino en primer lugar para los más de 11 millones de trabajadores indocumentados que ya han sido amenazados con confiscarles, mediante impuestos, parte de sus salarios que reciben por la impiedosa superexplotación de su trabajo por parte de la patronal estadunidense con la consiguiente disminución de los envíos de remesas que hacen a sus familiares en México para medio sobrevivir ante la crisis económica del país, la prevalencia de un régimen de bajos salarios, altísimo desempleo y subempleo, pobreza, miseria extrema e inseguridad galopante. En segundo lugar, para los millones de trabajadores mexicanos que tendrán que enfrentar un recrudecimiento de la crisis económica y del desempleo que por supuesto acarreará la construcción del muro, en el caso de que se consolide, al tener que retornar del país del norte aun uno como México inhóspito y repleto de injusticia social.

Los que dicen que el aumento al precio de las gasolinas no les afecta porque no tienen coche, hay que recordarles que en teoría económica existe un indicador que se llama “efecto multiplicador” de los precios, lo que quiere decir en concreto que todo aumento en el precio de la gasolina, de los energéticos (energía eléctrica) va a repercutir en incrementar todos los precios de todos los productos hasta llegar a afectar a productos como agua, luz, gas, pan, tortilla, leche, huevo, rentas de casas habitación y departamentos, servicios, salud, educación, el tipo de cambio peso-dólar, las colegiaturas y todos los productos básicos que consume la mayoría de la población.

Otro argumento usado por el régimen para justificar los aumentos de los energéticos supuestamente porque sirve para “amortiguar” la subida de los precios, es el aumento del salario mínimo a 80 devaluados pesos, decretado recientemente. Hay que considerar que el porcentaje de la PEA que en México gana hasta un salario mínimo es de 15%, o alrededor de 7 millones 850 mil 761 personas, mientras que el 26%, o 13 millones 617 mil 418 personas, ganan hasta 2 salarios mínimos. En el primer caso con ese monto salarial —aún sin restar impuestos como el IVA— sólo se logra comprar, al 16 de octubre de 2016, el 33.5% de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR) [1] teniendo que conseguir el faltante mediante diversos procedimientos, por ejemplo, alargando el tiempo de trabajo, duplicando el número de empleos por obrero ocupado, mediante endeudamiento o, francamente, dejando de consumir, lo que ya ocurre en miles de familias mexicanas que han reducido su dieta al calor de la crisis y del aumento del costo de la vida en gran parte causado por el mismo gobierno y la acción especulativa de los empresarios y comerciantes.

Es evidente que con la nueva política proteccionista proclamada por el nuevo presidente de Estados Unidos esta situación se va a exacerbar pero, en este caso, no sólo para los trabajadores mexicanos, sino aún para los propios norteamericanos. De hecho ya se comienzan a ver los estragos que de este lado de la frontera se están produciendo a causa de las exigencias para impedir la instalación de nuevas plantas transnacionales de origen norteamericano en México. Es así como l a transnacional Ford, por órdenes del sr. Trump, decidió cesar la expansión de su factoría en San Luis Potosí, México, y habrá que ver cómo van a resolver el problema de tener que pagar salarios por hora en Estados Unidos muy superiores, hasta con un diferencial de treinta veces que los paupérrimos tres dólares que por hora pagan a los trabajadores mexicanos.

Tal vez sea esta la mejor manera de matar la gallina de los huevos de oro que explica en buena medida, desde el siglo XIX hasta la actualidad, el “milagro norteamericano” y su “excepcionalismo”. Porque es evidente que en la actual era de la llamada globalización o mundialización del capital, la principal ventaja, no sólo comparativa sino también competitiva, en escala mundial es justamente los diferenciales salariales, los cuales, en todo el mundo tienden a caer. Porque en esta era neo-imperialista de alta concentración y centralización del capital las ganancias extraordinarias constituyen el motor del capitalismo contemporáneo y se sustentan preferentemente en la superexplotación de la fuerza de trabajo, por lo que su precio está constantemente presionado a la baja, para lo que coadyuva el incremento del desempleo, de la tasa de explotación promedio en el sistema, la flexibilización de la fuerza de trabajo y su monumental precarización, así como el deterioro —o desaparición— de los derechos y prestaciones laborales como jubilaciones y pensiones, sistemas de seguridad social, vales y bonos alimenticios, programas de vivienda y de salud, entre otros. Otra de las calamidades detectadas en los últimos años es el incremento de las enfermedades socio-laborales reconocidas por el Estado en alrededor de 147% entre 2012 y 2015 según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con cargo en los padecimientos de cáncer.

A pesar de todo, nosotros percibimos en lo anterior una muy buena noticia por varias razones. En primer lugar, porque de ninguna manera, desde una perspectiva libertaria y crítica, vamos a defender a las empresas trasnacionales cuya única raison d’être es justamente la de obtener enormes beneficios y transferirlos a sus centros de origen a costa de la superexplotación del trabajo y del despojo de sus derechos. En segundo lugar, por el hecho de que una decisión tomada desde los altos círculos oficiales y privados de Estados Unidos —como la reciente amenaza de Trump contra empresas como General Motors de imponerles impuestos si siguen fabricando sus vehículos en México— afecte y sacuda de esta manera a un país subdesarrollado como México no hace más que poner al desnudo la perniciosa dependencia histórico-estructural y su vertiente neocolonial respecto a Estados Unidos. Por último, se descubre, de este modo, la imperante necesidad de desarrollar un proyecto nacional alternativo de desarrollo, no capitalista , democrático y humano que por primera vez en la historia de México ponga en su centro los intereses y necesidades populares y resuelva de raíz los problemas sociales y humanos. Sólo que para que esto ocurra y sea viable en el mediano y largo plazos es imprescindible deponer al actual gobierno pro-imperialista y antinacional cuyo horizonte no mira más allá de los intereses de la burocracia y partidocracia que lo detentan.

Nota:

[1] CAM, Reporte de Investigación 126. “El salario mínimo: un crimen contra el pueblo mexicano. Cae 11.11% el poder adquisitivo durante el sexenio de Peña Nieto”, 23 de diciembre de 2016, disponible en: http://cam.economia.unam.mx/reporte-investigacion-126-salario-minimo-crimen-pueblo-mexicano-cae-11-11-poder-adquisitivo-sexenio-pena-nieto/.

Adrián Sotelo Valencia |

Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 10, 2017

México, rumbo al precipicio financiero

Al cierre del cuarto año de gobierno de Enrique Peña Nieto, la deuda pública de México alcanzó un máximo histórico de 9.38 billones de pesos, monto equivalente a 50.5% del Producto Interno Bruto (PIB). Esta situación pone de manifiesto la crisis estructural que padece la economía mexicana, agudizada a raíz del estallido de la crisis global en septiembre de 2008.

Desde mediados de 2014, las finanzas públicas fueron afectadas por la caída del precio del petróleo y el nivel de producción de Petróleos Mexicanos, ambos factores disminuyeron la participación del sector petróleo en el gasto público de 40 a 13% entre 2008 y 2016, con lo cual, se puso en riesgo el financiamiento de la inversión pública, el presupuesto de los estados y los programas sociales.

Frente a la debacle, el gobierno mexicano decidió apostar por el endeudamiento público, principalmente a través de la emisión de deuda interna (67% de la deuda pública), que se contrata con acreedores nacionales y se liquida en pesos mexicanos, lo cual disminuyó la vulnerabilidad externa ante una restricción del financiamiento externo denominado en dólares.

Sin embargo, la emisión de deuda pública no sirvió para impulsar el crecimiento económico sustentado en una mayor inversión pública, sino que las entidades estatales con un mayor nivel de endeudamiento público estuvieron caracterizadas por tener gobiernos con altos índices de corrupción (Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Quintana Roo, Veracruz).

La falta de supervisión del gobierno mexicano sobre la deuda pública permitió el endeudamiento excesivo de las entidades estatales, sin comprobar la canalización de los fondos recaudados para el financiamiento de proyectos de infraestructura, que evitaran su uso inadecuado auspiciado por la corrupción de los gobernadores estatales.

Uno de los casos más dramáticas es Veracruz, entidad que fue recientemente declarada en emergencia financiera debido a la incapacidad de la administración estatal de cumplir con el pago de salarios, prestaciones sociales y servicios de sus funcionarios públicos; esto pone en evidencia las graves consecuencias derivadas de la adquisición de un elevado nivel endeudamiento público bajo un contexto político plagado de corrupción.

Por otra parte, para el gobierno mexicano será cada vez más difícil encontrar condiciones accesibles de financiamiento a través de costos reducidos en los mercados nacionales debido a la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, situación que ha provocado cinco incrementos de la tasa de interés de referencia por un total de doscientos cincuenta puntos base por parte del Banco de México durante 2016.

De esta manera, el aumento sistemático de la tasa de interés de referencia del Banco de México que se situó en un nivel de 5.75% en diciembre de 2016, elevará aún más el costo del financiamiento del gobierno mexicano en los mercados financieros; la situación será cada vez peor toda vez que se esperan tres aumentos más de la tasa de interés de los fondos federales de la Reserva Federal para el año 2017.

Las condiciones adversas de financiamiento para el gobierno mexicano ya se ha hecho sentir en la reducción del Presupuesto de Egresos de la Federación correspondiente a 2017 por una cantidad de 240,000 millones de pesos, que afectó seriamente la disponibilidad de recursos de varias dependencias estatales (Petróleos Mexicanos, Secretaría de Educación Pública, Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Secretaría de Salud).

La perspectiva de la economía mexicana es desfavorable ya que se prevén mayores ajustes en el sector público que todavía tuvo un déficit primario de 217,570 millones de pesos (1.3% del PIB) en 2015, que se espera convertir en un superávit primario de 73,800 millones de pesos (0.4% del PIB) con el fin de fortalecer la confianza de las finanzas públicas en los mercados financieros en 2017.

La restricción de financiamiento público por parte de las autoridades estatales se realiza en un contexto crítico para la economía mexicana luego del triunfo electoral del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. El magnate se comprometió a construir un muro fronterizo que sostiene, será financiado por el gobierno mexicano, además de llevar a cabo una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) durante los primeros meses de su mandato.

La negociación para reformular los términos del TLCAN corre el riesgo de desencadenar aún más incertidumbre sobre el futuro de la relación comercial entre Estados Unidos y México. El panorama es muy amenazante ante la posibilidad de reducir la inversión privada de origen estadounidense hacia la economía mexicana, situación que no haría sino apuntalar las tendencias recesivas sobre México ante la ausencia de un estímulo fiscal.

El desarrollo de las negociaciones sobre el TLCAN podría resultar grave para la economía mexicana, puesto que la proyección de crecimiento del PIB se encuentra actualmente en 1.9% para el próximo año, mientras que un caso adverso de las negociaciones podría suscitar una caída de 2.7 % del PIB en 20178, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

Por añadidura, si Donald Trump hace realidad algunas de sus amenazas en contra de México (congelamiento de las remesas, aplicación de un arancel de 35% sobre las exportaciones mexicanas, salida de Estados Unidos del TLCAN), provocará una salida abrupta de capitales, situación que reducirá considerablemente el margen de maniobra del gobierno para apoyar la actividad económica por medio del endeudamiento.

La perspectiva negativa de las calificadoras de crédito internacionales (Fitch, Standard & Poors, Moody’s) sobre la economía mexicana a partir del triunfo electoral de Donald Trump, apunta a la disminución de la nota asignada a los títulos de deuda pública por las calificadoras de crédito, lo cual se traducirá en mayores ajustes en el sector público a fin de conseguir un saldo positivo en las finanzas públicas en 2017.

En conclusión, el porvenir de la economía mexicana se vislumbra bastante negativo tras el triunfo electoral de Donald Trump, que indudablemente causará estragos para las finanzas públicas de México, pero solamente mostró la vulnerabilidad de la economía nacional derivada de la desarticulación del sistema productivo, la corrupción y nuestra extrema dependencia de la economía de Estados Unidos.
Ulises Noyola Rodríguez. Colaborador en la División de Estudios de Posgrado de Economía en la UNAM.


Compartenos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Publicado:enero 10, 2017